Estrías

¿QUÉ SON LAS ESTRÍAS?

Las estrías son el resultado del rompimiento de las fibras elásticas de la piel.   Cuando la piel se estira, las fibras con menos elasticidad se rompen creando marcas a las que llamamos estrías.   Al principio son de color rosáceo luego rojizo y finalmente blanco. Básicamente son el reflejo de la separación de la piel.

¿LA PIEL DUELE CUANDO SE ESTRIA?

La piel al estirarse no duele, algunas veces puede producir una sensación de ardor ligero o pulsación.

¿DÓNDE  SON MÁS COMUNES LAS ESTRÍAS?

Las estrías son más comunes en el abdomen, pero también aparecen en los muslos, glúteos, las caderas, el busto y los brazos.

¿QUÉ PRODUCE LAS ESTRÍAS?

> Cambios súbitos de peso.   Si ganamos peso rápidamente la piel se ve forzada a acomodarlo.   Por esta razón las estrías son muy comunes durante el embarazo.

> Cambios hormonales.   El caso más común es cuando las niñas alcanzan la pubertad y el busto empieza a crecer.

  Este es la causa más común, nuestra disposición genética, por supuesto para que se desarrollen se necesita combinar esta con alguna de las otras causas.   Así que si tu hermana tiene estrías debes de tener cuidado.

> Grupo étnico.   Las personas de descendencia Africana tienden a tener menos estrías.

¿LAS ESTRÍAS SE ELIMINAN POR COMPLETO?

Es importante aclarar que las estrías no desaparecen en su totalidad por pertenecer al grupo de las cicatrices, lo que se logra con el tratamiento es un aclaramiento y  una atenuación que mejoran notablemente su apariencia y su textura.

¿CUÁNDO SE SABE QUE PUEDEN ESTAR APARECIENDO ESTRÍAS?

Generalmente en el momento en que se forman  pican y aparece una sensación de ardor en la zona. Aparecen estas líneas alargadas, con arrugas, que parecen cicatrices o rasguños.

¿CUÁNTO DURA EL TRATAMIENTO?

El tiempo de duración del tratamiento varía según el tipo de necesidad particular de cada paciente.

¿EL TRATAMIENTO DUELE?

El procedimiento está integrado por varias técnicas especializadas que brindan confort en el momento de su aplicación, es importante recordar que la palabra “dolor” está condicionada por el nivel de sensibilidad de cada persona.